miércoles, 27 de junio de 2012

Los Leones de Capacho: escultura ornamental tachirense, obras en bronce siglo XIX | The Bronze Lions of Capacho, 19th Century






«Leo, fortissimus bestiarum, ad nullius pavebit occursum». Liber Proverbiorum 30:30 - «El león, el más fuerte entre los animales, que no retrocede ante nada». Libro de los Proverbios 30:30.



Historia constructiva del edificio del Mercado de Capacho


El 22 de octubre de 1899, el General Cipriano Castro al mando de un cuerpo armado próximo a los 2.000 voluntarios, hacía su entrada triunfal a Caracas y asumía la Presidencia de los Estados Unidos de Venezuela (denominación oficial del país para la época). 



El Estado Táchira, entidad federal y región remota y casi desconocida por el resto del país, ahora sería conocido. El extraordinario predominio de los militares y civiles tachirenses en los altos cargos del gobierno nacional y en las gobernaciones y prefecturas de una parte considerable de los pueblos de Venezuela, conformaron una élite política regional que marcó y dominó la vida nacional en los siguientes cincuenta años.

 
Por ello, un signo de gratitud por el lar nativo o el lugar donde Castro emprendió su empresa militar el 23 de mayo de 1899 y por ser la plaza o descampado del mercado, a su vez, el sitio exacto donde inició esa campaña, con la lectura de la Proclama a los venezolanos del 24 de mayo de 1899, puede ofrecer una explicación al hecho de dotar a la población de Capacho Nuevo (Municipio Independencia, Estado Táchira, Venezuela), de un artístico edificio para la casa del mercado, en el mismo lugar que ocupara ese descampado donde se desarrollaba el tradicional mercado dominical, en Capacho Nuevo. 




Casa de Mercado de Capacho Nuevo y escultura del león en posición heráldica de detenido y en guardia o Statant guardant (Independencia - Estado Táchira) en 1927. Foto: Colección digital de Juan Pablo Mendoza, 2014.


La Casa de Mercado fue edificada con solidez y belleza, en una obra de ladrillo cocido (o manual) artesanal, hierro y madera, con una marquesina lateral en hierro, ornamentada con palmetas verticales en serie, en los espacios donde finaliza el alero.  

La estructura arquitectónica se levanta sobre una base de piedras talladas, en un marco de 60 m de largo por 25 m de ancho, rodeado por elaboradas rejas fijas y plegadizas (ya desaparecidas) que cerraban el edificio. 

Asimismo, el ingeniero constructor -con una visión a futuro- dejó proyectado el espacio de jardines -landscape gardening-, denominado en el argot del diseño actual paisaje arquitectónico o de arquitectura -landscape architecture- por medio del cual se acondicionaba y organizaba el espacio que quedó sin construir del antiguo mercado, en una plazoleta con caminerías, jardines y pila o fuente ornamental central. Obra que fue realizada y concluida en 1926, según inscripción en la base de la pila ornamental que se conserva en la actualidad. 

El estilo artístico de la edificación, en su totalidad, fue realizado siguiendo el modelo o diseño de edificaciones de carácter público, de Francia, de fines del siglo XIX, y ornamentada en los años siguientes -por cuanto en el informe final enviado a la Presidencia, sobre la finalización de la construcción del mercado, no se hace referencia a las esculturas- con una serie de grupos escultóricos de alto acabado, traídos de Europa y únicos en su estilo en Los Andes venezolanos.





Figura 1. León detenido y en guardia, con pátina original en color negro, del grupo escultórico «Los leones de Capacho», hipotética representación simbólica de Capacho Nuevo-Independencia. Foto: Kevin Vásquez, 2010



Estas primeras obras que llegaron al Táchira, se correspondieron con dos grupos escultóricos. El primero conformado a su vez por dos leones de bronce, de gallarda actitud y exentos, que fueron denominados Los Leones de Capacho, permaneciendo en nuestros tiempos como los símbolos más fotografiados de la población de Independencia/Capacho Nuevo. Estos leones, adquiridos en Francia, se destinaron a ornamentar la fachada principal de la casa del Mercado Cubierto de Capacho Nuevo-Independencia, construido entre 1906 y 1907  bajo el diseño y dirección del  ilustre tachirense Ing. Román Cárdenas Silva (El Ceibal/Capacho, 1862- Caracas, 1950).  


Los leones, de proporciones y tamaño que reproducen la escala natural de un león (propio del naturalismo decimonónico, con detalles precisos como la forma y amplitud de sus guedajas), fueron fundidos en dos secciones cada uno y de altura ajustable. Según la inscripción o marca en su basamento, son una obra de fundición de Maurice Denonvilliers (1848-1907), uno de los más altos representantes de la metalurgia francesa de fines del siglo XIX.. 



Es importante acotar que la escultura ornamental decimonónica de leones en los países del sur de Europa y Francia, retroatraen o convergen en su origen en los modelos de león esculpidos por el artista renacentista Flaminio Vacca o Vacchi (Roma, 1538 - Roma, 1605). Vacca elaboraba sus esculturas como es el caso de los Leones de Médici que se encontraban presidiendo las escalinatas de ingreso a Villa Médici en Roma, a partir de modelos escultóricos de la antigüedad romana que él mismo encontró en las afueras de Roma, en la vía Prenestina cerca de la Porta Tiburtina o Puerta de San Lorenzo, los cuales databan del siglo II de nuestra era. La marca personal de escultor romano quedaba grabada en sus trabajos en mármol o bronce como «OPVS FLAMINII VACÆ ROMANI».



En cuanto al segundo grupo escultórico ornamental que llegó al Táchira, se tiene a las estatuas de "Retour des champs" (Regreso de los campos) y "Le faucheur" (El segador) que representan escenas de relacionadas con las faenas de la agricultura: el hombre, sediento, interrumpe su trabajo de siega del trigo para beber agua; la mujer, regresa del campo con el fardo de trigo cortado. 


Estas esculturas ornamentales fueron instaladas en las esquinas del Concejo Municipal y el Colegio Nacional (actual sede del Cuartel), en una fecha posterior a 1907. A este grupo escultórico se le conoce comúnmente como "La India y el Indio de Capacho".  





Fig. 2 León sedente o sentado [el Sedant del leguanje heráldico], con pátina original en color negro, del grupo escultórico «Los leones de Capacho» e hipotética representación simbólica de Capacho Viejo-Libertad, y fuente ornamental en bronce, de 1926. Foto: Samir Sánchez, 2010.






Fig. 3 «Retour des champs» (Regreso de los campos), obra de arte de la escultura en bronce, con pátina original en color negro, naturalista, de finales del siglo XIX. Según la marca en su peana, fue fundida por Maurice Denonvilliers, Francia, 1879. Es conocida en la región como «La Campesina» o «La India de Capacho».


Se encuentra en la Casa-cuartel de Capacho Nuevo/Independencia, instalada en 1907. Es la escultura en bronce más antigua en el Estado Táchira, por fecha de fundición. Le siguen la estatua pedestre de «El Libertador Simón Bolívar» (1893), en la plaza Bolívar de Lobatera y el busto del «Bolívar cívico» (1912) que se encuentra en la plaza del Rectorado de la Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET, San Cristóbal). Foto: Samir Sánchez/Sigrid Márquez (2010/2013).


En cuanto a la escultura «Retour des champs», esta fue exhibida en el Salón de París de 1879. En el libro-catálogo de dicho año, se describe una escultura con el mismo nombre y características, elaborada en yeso por el escultor francés Charles Augustin Adolphe Itasse (1829-1893), por lo cual se ha asociado que sea la obra en estudio, fundida en bronce posteriormente por Denonvilliers  y que se encuentra actualmente en Capacho. 

Es importante acotar, para establecer una valoración artística de la misma, que en el siglo XIX no existía un mercado o comercialización para las obras de arte. Un pintor o escultor que quisiera darse a conocer y alcanzar fama en la época, debía exponer sus obras en el Salón Oficial de París, siempre y cuando cumpliera con las estrictas normas clásicas o cánones que establecían las academias de Bellas Artes.

Así, nos encontramos con el caso de Edouard Manet cuando quiso exponer en el Salón su obra «La merienda campestre» pero fue rechazada por la directiva, quienes criticaron el desnudo femenino -presente en la misma- y la prohibieron. 

Este rechazo dio origen para que Manet, junto a otros artístas a quienes no les dejaban exponer sus obras como Monet, Renoir y Degas, dieran origen al movimiento pictórico francés conocido como el Impresionismo

En el caso de la obra «Retour des champs», expuesta en el Salón de París de 1879, la misma causó  una notable impresión en la sensibilidad del poeta Paul Demeny - de la misma tendencia literaria decimonónica de Víctor Hugo y Arthur Rimbaud- cuando la observó, motivo por el cual le dedicó el siguiente soneto:



RETOUR DES CHAMPS / REGRESO DE LOS CAMPOS

La brune paysanne est partie à l'aurore |
La atezada campesina, sale con la aurora
Pour les blés onduleux pleins de coquelicots. | hacia los ondeantes trigales salpicados de amapolas.
Où tour à tour l'épi s'assombrit et se dore. | Donde el conticinio de días oscurece la espiga y dora.
Docile au vent d'été qui lui courbe le dos. | Dócil al viento del verano que mece sus semillas.

Sa grâce l'ennoblit, sa pudeur la décore; |
La ennoblece su gracia y su modestia la decora;
Son pied nu des sillons affronte les cahots. | Su pie desnudo sobre el camino, a las piedras desafía.
Et son robuste bras que rien n'enserre encore | Y su robusto brazo ya no labora
Soutien tout le jour faucilles et râteaux. | con el asir de rastrillos y de hoces en porfía.

Elle revient le soir avec sa blanche chèvre. |
Con su blanca cabra, regresa al atardecer.
Et, portant fièrement sa gerbe aux mille fleurs. | Y, trayendo altiva mil flores en manojo.
Elle suit les sentiers embaumés de senteurs. | Cubre con fragancias el camino por doquier.

— Fille des champs féconds, jamais ta saine lèvre |
Hija de los campos fecundos, jamás tu vívido labio de cereza
Ne s'est trempée aux eaux noires de la cité: | en citadinas y negras aguas alcanzó a mancharse:
Ta beauté rude est faite avec ta pureté! | ¡Tu natural belleza está hecha de tu pureza!

Paul Demeny
(1844-1918)
Fuente: Biliothèque nationale de France, Gallica Bibliothèque.
Catalogue Illustré du Salon de 1879 http://gallica.bnf.fr

Traducción rítmica y semántica al castellano por Samir A. Sánchez (2013).






Fig. 4 Obra «Le faucheur» (El segador), elaborada en hierro fundido por Sylvain Kinsburger, hacia el año 1900, se encuentra en el Parc des Grandes-Promenades de Wassy (Haute-Marne), Francia (Foto: Lilou-52, 2013, http://mamieninne.eklablog.com/wassy-le-parc-des-grandes-promenades-a50199088).





Fig. 5 «Le faucheur» (El segador), escultura en bronce, con pátina en color negro, de estilo naturalista de finales del siglo XIX, que representa a un segador, sediento, que interrumpe su trabajo para beber agua, contenida en una típica calabaza europea. Ls estatua fue elaborada por Sylvain Kinsburger (1855-1935) y fundida por Maurice Denonvilliers, en Francia (no tiene fecha de fundición y/o elaboración, solo la firma del autor y la marca del fundidor). Se encuentra en la Casa-cuartel de Capacho Nuevo/Independencia, donde fue instalada en 1907. Se le conoce como «El Indio». (Foto: Samir Sánchez/Sigrid Márquez Poleo 2010/2013).  Es probable que Kinsburger, se inspirara para la elaboración de esta escultura, en una pintura costumbrista del artista belga Charles Soubre (1821-1895), conocida como «Le faucheur assoiffé» (El segador sediento).

Denonvilliers, tuvo su taller en el pueblo de Sermaize-les-Bains, Departamento de La Marne, Francia. Asociado con su padre, Claude-Léon Denonvilliers desde 1877, fundió importantes obras como fuentes, esculturas de ornato público y esculturas religiosas (en su mayoría por ser un católico practicante y militante de las ideas políticas del catolicismo social de la época como discípulo de  Léon Harmel). La sociedad de la fundición Denonvilliers cesó sus actividades en 1897, pero Maurice Denonvilliers continuó realizando trabajos a título personal.  


Sobre estos leones, no se han encontrado referencias directas del autor o autores sobre si su elaboración e instalación respondía únicamente a fines ornamentales o la misma tenía añadido un carácter simbólico. 


Desde nuestro punto de vista de la disciplina de la Historia del arte y partiendo del análisis de su representación, ubicación y posición, consideramos que reunían esas dos funciones y que fueron adquiridos ex professo por una persona que conocía la historia de Capacho y la función del lugar donde se colocarían: el Mercado cubierto municipal, punto que había sido el lugar tradicional de encuentro de los habitantes de los pueblos de los dos Capachos, así como lugar de las antiguas rencillas que se dieron entre sus habitantes luego de la división del pueblo original -fundado en 1604- como producto del terremoto de 1875.



Fig. 6. Vista superior: Atardecer en la Casa de Mercado de Capacho Nuevo (Independencia) de 1927 y escultura del león sedente. Vista inferior: Panorámica de Capacho Viejo (Libertad), fundado como pueblo de doctrina en 1602 y convertido en resguardo en 1627. La alargada casona de paredes encaladas, era la sede de la Jefatura Civil y Junta Comunal de la época. En el extremo izquierdo (desde el punto de vista del observador) se detallan las siluetas de las primeras estribaciones montañosas del Alto de Crespo y en un primer plano, las ruinas de una pared de tapia, la cual permanece aún para 1927 como testigo del terremoto de 1875, que causó la división de los antiguos pobladores, dando origen, una parte de ellos, a Capacho Nuevo (Independencia). La empinada y ochavada torre del campanario de la Iglesia de San Emigdio (cuyo techo tiene la particularidad de marcar con su cumbre, el divortium aquarum entre las aguas que drenan al Lago de Maracaibo (derecha del observador) y las que drenan hacia el río Orinoco (izquierda del observador), permaneció hasta 1981, cuando otro terremoto colapsó su estructura interna, siendo demolida el mismo año. (Foto: Colección digital de Juan Pablo Mendoza, 2014).
  







Fig. 6.1 Vista lateral derecha de la escultura (izquierda del observador) del león en posición heráldica de detenido y en guardia. Foto: Samir Sánchez, 2010

Si se parte del análisis de la simetría ornamental del edificio del mercado, entendiéndose ésta como la forma de disponer los objetos en torno a un eje real o imaginario, de modo que cada uno de ellos se corresponda con otro situado al otro lado del eje con tal precisión que genere una visual equilibrada y ordenada al espectador, nos encontramos que las figuras ornamentales de los leones, si bien son iguales en representación,  sus posiciones y sentidos diferentes resultan asimétricos con el resto de la estructura arquitectónica. 

Se podría considerar, de forma hipotética, que esto debió tener una razón de ser a partir del imaginario de la persona quien encargó las figuras. Con probabilidad el mismo diseñador y constructor Román Cárdenas, en la simbología o alegoría que se buscaba representar con el grupo escultórico ornamental, debería plasmar la esencia de los dos pueblos de Capacho: Capacho Nuevo (Independencia) y Capacho Viejo (Libertad). 


El nuevo, representado por el león en posición conocida en heráldica como detenido y en guardia [Statant guardant],
que mira hacia Independencia, cuya figura denota a un animal joven y desafiante, preparado al lance producto del mismo ímpetu de la juventud. El viejo, por el león que mira hacia Libertad, en posición sedente o sentado [Sejant], sereno, con la mirada segura y reflexiva que dan los años y la experiencia. 

De  llegar a ser confirmada la hipótesis con algún documento, estas figuras representarían el primer grupo escultórico ornamental con carácter representativo o simbólico que se erigió en el Estado Táchira. 


Asimismo, estas esculturas dieron inicio a la época cuando la figura del león fue la imagen representativa del Estado Táchira y de los tachirenses. Época que coincidió con los gobiernos de Cipiriano Castro y Juan Vicente Gómez (1899-1935).


Es de acotar que el Gran Sello del Estado Táchira o sello oficial, grabado en seco o en metal, con el escudo del Estado y con el cual se autenticaban los documentos más importantes del gobierno regional, en el período gomecista, fue elaborado igualmente, en un prensasello de bronce con la figura esculpida de un león.

Entre 1924 y 1930 se construyó la imponente edificación en estilo neoclásico francés decimonónico, del Palacio Municipal de la ciudad de San Cristóbal, convertido posteriormente en sede de los poderes ejecutivo y legislativo del Estado. Esta edificación recibió la denominación de Palacio de los Leones por el común, motivado a las figuras de dos leones detenidos y en guardia realizadas en la técnica del modelado, que coronan los extremos superiores de la fachada.


En «La sabana del León», hay dos leones de bronce
 
Otra hipótesis final, que se plantea -y no descartable- sobre la elección de la figura del león para ornamentar el Mercado de Capacho y con carácter simbólico de los posibles orígenes de la población de Capacho, resulta atinente o atingente con determinada documentación histórica del siglo XIX. La misma se sustentaría en el conocimiento, por parte de la persona quien encargó las esculturas en bronce de los leones, de lo escrito en la obra «Apuntes Estadísticos del Estado Táchira», de 1877, por Manuel M. Villet: «Capacho/Se pierde en el pasado la fundación del pueblo de Capacho; sólo ha podido adquirirse por ímprobo trabajo como un hecho histórico que [… ] su fundación estaba en un lugar llamado “La sabana del León”, porque los bohíos indígenas se había trasladado para amurallarse contra las invasiones de otras tribus que les inquietaban” (VILLET, Manuel M. et alii, El Táchira en 1876, Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses, nº 5. Edición facsimilar de la obra “Apuntes Estadísticos del Estado Táchira - Publicados de orden del Ejecutivo Nacional presidido por el Gran Demócrata General Francisco L. Alcántara”. Edición Oficial - Caracas, Imprenta Nacional 1877”,  p. 196: “Capacho”).



Fig. 7 Fuente o pila ornamental de la plazoleta del Mercado de Capacho, inaugurada el 24 de junio de 1926: Foto: Samir Sánchez, 2010.




Fig. 8 Casa del Mercado, Capacho Nuevo/Independencia. Foto: J. Benet, 1928, Guía General de Venezuela 1929.


Ubicación de las obras estudiadas

Fuente: Sigrid Márquez, 2013


Otras esculturas antiguas, en bronce,  en el Estado Táchira



Fig. 9 Estatua de El Libertador Simón Bolívar (2,76 m de altura y se encuentra sobre un pedestal tipo trípode de 6 m). La escultura es obra de Giovanni Turini, Nueva York, 1893 y el pedestal del arquitecto tachirense Fruto Vivas, 1956). Plaza Bolívar de Lobatera, Estado Táchira. Elaborada en bronce para coronar el edificio de Venezuela en la Exposición o Feria Universal de Chicago de 1893 (Foto: Samir Sánchez, 2011).



Fig. 10 Detalles del cuidado y perfeccionado acabado y reproducción iconográfica en bronce de El Libertador Simón Bolívar de Lobatera. Estatua pedestre obra del escultor Giovanni Turini, Nueva York, 1893 (Fotos -incluyendo las dos siguientes-: Darío Hurtado, 2015). Aspecto que presenta la escultura luego de los trabajos de restauración realizados en 2012, por la Alcaldía del Municipio Lobatera.








Fig. 11 Firma del escultor Giovanni Turini (1848-1899) y año de realización de la estatua de El Libertador, en Nueva York, 1893. Aspecto que presenta la peana de la escultura, luego de los trabajos de restauración realizados en 2012, por la Alcaldía del Municipio Lobatera.




Fig. 12 Busto en bronce de Bolívar cívico, el cual tuvo por modelo el perfil de Roulin, dibujado el 15 de febrero de 1828, momento en el cual El Libertador vestía levita del alto cuello vuelto, de grandes solapas y chaleco que permite ver las puntas caídas de la corbata, de allí procede la denominación de cívico. Fue la primera escultura en bronce de El Libertador que llegó al Estado Táchira en 1912, donada por el Presidente de los Estados Unidos de Venezuela, General Juan Vicente Gómez. Se instaló sobre una columna ática, en el centro del Parque Bolívar de San Cristóbal y permaneció allí hasta 1929, cuando es sustituida por la estatua ecuestre encargada a Pigna y Sucesores. Trasladado el busto a la ciudad de San Antonio del Táchira, estuvo en el Paseo de la Confraternidad, junto al río Táchira y en 1983 es devuelto a la ciudad de San Cristóbal, instalándose en la Plaza del Rectorado de la Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET). Foto: Samir Sánchez, 2016


-Más información sobre la estatuaria clásica monumental y ornamental, en el Estado Táchira, puede ser consultada en los siguientes artículos y ensayos: SÁNCHEZ, Samir A., "Arte e historia de antiguas estatuas conmemorativas del Estado Táchira, Venezuela" en Procesos HistóricosRevista de Ciencias Sociales y Arte, Universidad de Los Andes, Mérida; en "Memoria de bronce, el Bolívar de Lobatera" en Revista Heurística, Universidad de Los Andes, Mérida, y  "La estatua ecuestre de El Libertador en San Cristóbal, un bronce clásico", Proyecto Experiencia Arte 2015-






Acerca del autor

Samir A. Sánchez es profesor de Historia del Arte y Métodos de Investigación en la Universidad Católica del Táchira (San Cristóbal - Venezuela). Es autor, entre otras publicaciones, de San Cristóbal Urbs quadrata (2003) y Mors Memoriæ o la Extinción de la memoria (2011).


© Proyecto Experiencia Arte / Experience Art Project 2012-2015. Algunos derechos reservados. Los derechos de autor de las fotografías pertenecen a cada fotógrafo, grupo o institución mencionada.

Para información |For information
E-mail
expartproject@gmail.com